jueves, 20 de enero de 2011

Tu cara

Con cuanta flor se compara,
tu cara.
Y de cuantas flores amo,
un ramo.
Aún de las más hermosas,
de rosas.
Con todo las más preciosas
a tu lado se marchitan
y envidiosas ellas gritan,
¡tu cara, un ramo de rosas!

Mirarme en laguna clara,
tu cara.
Viendo en ella mi reflejo,
espejo.
Sintiendo profunda calma,
del alma.
Corazón herido ensalma,
el dolor desaparece,
tu rostro mi sueño mece,
¡tu cara, espejo del alma!