lunes, 11 de enero de 2016

Piel y Luna

Todo iluminas cual luna llena,
Resplandece en penumbras tu cuerpo.
Dando sentido a mis noches,
Provocándome a soñar despierto.

Páramo en el que quiero perderme,
Fulgor de nieve que quema.
Para no encontrarme nunca,
Para que no me encuentre la pena.

De mis ojos sobre tu pecho llueve.
Me abandono sobre tu vientre
Besando caminos de plata
Hasta que el alba te despierte.

No hay amanecer más hermoso
Que el de tus ojos al abrirse,
Que el florecer de tus labios
En un beso dulce y triste.