lunes, 29 de noviembre de 2010

La espera

¡Cómo se hace esperar el momento del encuentro!
Los días gotean despacio cual alambique sus horas.
Las horas destilan minutos, que van cayendo cual gotas
En el cuenco de mi alma, en mi pecho muy adentro.

Y al caer despiertan ecos en este vacío espacio
Que te anhela y te espera como se espera a la aurora,
Cómo se espera al rocío con su humedad bienhechora.
¡Otro minuto ha pasado, y ha pasado tan despacio!

Creo oír ya tu voz como un susurro velado,
Imagino ya tu risa juguetear con el viento.
Mi corazón tiene prisa por acabar el tormento
Ya pasó otra hora, ¿por qué tan lenta ha pasado?

El tiempo en que no estás tiene forma de laberinto,
Por el que camino a tientas, en el que ando perdido.
Hundiendo mis pies en el camino fluido
De momentos derretidos porque tú no estás conmigo.

Con la vida en suspenso, paréntesis en el que espero
El tiempo sigue lentamente pasando.
Y mi ser entero está gritando
No te tardes mi bien, ven pronto mi lucero.