lunes, 29 de noviembre de 2010

Carta de amor

Hola mi amiga, te extraño.
Mi compañera, te anhelo.
Mi amante, te deseo.

Me asomo a este inmenso desierto de blanco papel que nos separa, sabiéndote al otro extremo. Quiero tender un puente de tinta sobre él, que te acerque mis sentimientos. Pero no sé cómo empezar, me pesa tanto tu ausencia que solo puedo recordar… Deslizaré la pluma suavemente, como mis manos rozan tu blanca piel, y las palabras serán como las caricias que van dibujando poco a poco garabatos que van cobrando sentido, que hablan de amor.

Gracias por llenar mis días de ilusión, por ser algo dulce en medio de la amargura de esta vida.

Sabes que a veces me desaliento, pero con solo pensar en ti, en lo que he llegado a quererte me llenas de alegría y esperanza. Deseo aprender a llenar otras cartas con palabras que te ayuden a soportar el dolor de la distancia, que te recuerden que te espero, pero que no sean muchas, que llegue pronto el día en que no sean necesarias.

Y cuando este puente llegue hasta ti sepas que al otro lado…
Ahora y siempre tuyo estoy, mi bien.


Cuídate mi sol, cuídate mi estrella, luz que me alumbra, te quiero.

2 comentarios:

Caro - (Avelibre) dijo...

Ya nos tienes acostumbrados a suspirar... .

Un fuerte abrazo mi buen amigo Poeta!

Caro

Carlos dijo...

Gracias amiga, es un verdadero placer encontrarte por mi rincón.
Considerate en tu casa.

Otro gran abrazo para ti.

Carlos.