jueves, 27 de marzo de 2008

El comienzo

En contra de mis costumbres, aunque en el fondo con cierto placer, comienzo este blog, este diario virtual, que más que diario será semanario o mensuario o como se diga. No creo que lo pueda atender con regularidad, pero trataré de publicarlo con el afán de hacer sentir bien a quien por casualidad caiga en esta zona de la "red".
No se sienta en la obligación de dejar ningún comentario, que tenga un buen día, vuelva cuando quiera... es bien recibido.